Recarga y mantenimiento de extintores, Bogota sector norte

Distribuidor Mayorista de Todo Tipo de Extintores Venta Mantenimiento y Recarga Seguridad Industrial Gabinetes Soportes de Piso Botiquines Kit de Carretera Señalización Cono Vial Barreras Plástica

3119116  – 3015307794

Extintores portatiles

Extintores Portátiles

  1. Alcance  

Este artículo brinda información general sobre extintores portátiles, incluyendo criterios de selección, uso, ubicación y mantenimiento.

  1. Efectividad de los extintores portátiles  

Los extintores portátiles son la primera línea de defensa en el combate contra el fuego. Deben ser usados de inmediato, mientras el fuego esté en la fase incipiente; también estar operativos, accesibles y ubicados cerca al punto de incendio. Nunca sustituirán la principal línea de defensa: los rociadores automáticos

Muchos fuegos son detectados y extinguidos rápidamente con extintores. Resulta rentable tener empleados entrenados por cada turno de trabajo, siendo mejor si también saben usar las mangueras de 1 1⁄2”.

  • Ubicación y Distribución  

Ubicar los extintores en lugares que no puedan ser bloqueados por existencias o maquinarias. Lo mejor es colgarlos en columnas o paredes, entre 1.0 y 1.5 m de altura. La NTP refiere que deben estar a 1.18 m o 1.5 m de altura, si pesan más o menos de 18 kg, respectivamente.

Deben ser señalizados para que estén visibles y accesibles. La página 14 de la NTP muestra las distancias, áreas y formas de las marcas de señalización.

  1. Los extintores para tipos de fuego diferentes a combustibles ordinarios (Clase A) deben ubicarse a no más de 15 m del riesgo a proteger.
  2. Pruebas Hidrostáticas  

Los extintores deben ser sometidos a pruebas hidrostáticas. La NTP refiere que deben pasar esta prueba cada 5 años. De no pasarla, se debe desechar el extintor porque podría explotar.

La prueba hidrostática consiste en aplicar una presión desde 0% hasta el 100% de la presión de prueba del fabricante, en menos de un minuto, y mantener la presión máxima durante no menos de 3 minutos, sin que ocurran fugas o grietas en la carcasa del contenedor.

Las pruebas hidrostáticas deben incluir las mangueras de los extintores. Adicionalmente las mangueras de los extintores de dióxido de carbono (CO2) deben pasar la prueba de conductividad eléctrica.

Si un extintor evidencia corrosión o daños se debe realizar la prueba hidrostática sin demora.

La recarga del extintor debe cumplir con las especificaciones del fabricante, que deben estar por escrito en la placa o etiqueta.

  • Selección del extintor  

Para seleccionar el extintor apropiado se debe considerar varios factores, ya que los fuegos varían en tamaño, intensidad y velocidad de propagación. Cada tipo de extintor está diseñado para un uso particular; no será eficiente si se usa por encima de sus limitaciones.

Los fuegos se clasifican y se extinguen según:

    1. Combustibles ordinarios (Clase A), como madera, textiles o papel. Se extinguen por enfriamiento o por inhibición de la reacción en cadena de la combustión.
    2. Líquidos inflamables (Clase B), como gasolina, solventes, pinturas o aceites. Se extinguen por eliminación del oxígeno e inhibición de la reacción en cadena.
    3. De origen eléctrico (Clase C). Se extinguen con agentes no conductivos.
    4. Metales (Clase D), como magnesio, aluminio en polvo, zinc, sodio o potasio. Se extinguen con polvos químicos especiales que desplazan el oxígeno.

Otro método de extinción es separar el combustible. Por ejemplo, en un fuego de gas o líquido inflamable se cierra la válvula del ducto de suministro, o en un tanque se drena el contenido a otro tanque de recuperación.

Los extintores de agua actúan por enfriamiento. El agua es el mejor agente para combustibles ordinarios (Clase A).

Los extintores de espuma (AFFF) actúan por enfriamiento para fuegos de combustibles ordinarios; para fuegos de líquidos inflamables forma una capa o manto que desplaza el oxígeno e impide la vaporización.

Los extintores de dióxido de carbono (CO2) actúan reduciendo el oxígeno del aire alrededor del fuego hasta descontinuar la combustión; también tienen un ligero efecto de enfriamiento. Se usan para fuegos de líquidos inflamables y de origen eléctrico.